Doce manzanas y un gusano

Hay cosas que pasan, pero no pasan del todo y se quedan con uno para siempre

"Bárbara era adicta a los golpes; nada parecía apasionarla más que los desafíos, incluso a sabiendas de que sería derrotada tarde o temprano.    Me costaba comprenderla y me preguntaba cuándo habría desarrollado tan plenamente esa innata habilidad de encontrar enemigos. Estuve lejos de ganarme el permiso de opinar sobre su impetuosa manera de discutir con los colectiveros y con Raúl, el vecino de arriba, así como con el cosmos en general. Ella sabía pelearse. Lo que no sabía era salir con elegancia de las discusiones".

En este libro de historias, el autor promete combinar sus penosos conocimientos de comunicación, fantasías de un astrólogo, creatividad de un bailarín puesto en cuarentena y la tremenda necesidad de contar que hay cosas que pasan, pero no pasan del todo y se quedan con uno para siempre.

amazon_badge_edited.jpg